Santa Cena, Servicio de Acción de Gracias, 15 de Agosto 2019.-

A las 01:23:19 el 24-08-2019
El día amaneció nublado, sin embargo durante el día se fue despejando, además debíamos despedir a la Hna. Liliana Matus, Mama de nuestro hno. Nelson Saldias, y miembro de nuestra iglesia en Maipo, por lo que expresamos nuestras condolencias a la Familia Saldias – Matus.-

Fuimos citados para comenzar a las 17:00 horas, sin embargo antes de esa hora una buena cantidad de hermanos ya se daba cita en nuestro Templo de Patricio Becerra 139.-
A la hora indicada nuestra Pastora quien presidia el culto, da inicio a esta importante reunión, rápidamente fue llegando la demás congregación que asistió a esta Santa Convocatoria.-
Cantamos la primera alabanza, y ya se comienza a experimentar la manifestación del Espíritu Santo, luego del devocional, pasamos al servicio de bautismos de adultos, donde nos alegra poder ingresar a la familia de la Fe a nuevos hermanos que han decidido dar este paso, conforme a las prácticas de nuestra iglesia.-
Posterior a ello, realizamos el servicio de recepción de nuevos miembros, lo que nos alegra mucho, de ver como el Señor continua añadiendo a la iglesia los que han de ser salvos.
Conforme a lo que nuestra iglesia nacional nos ha instruido, en este servicio levantamos una ofrenda, para la plantación de nuevas iglesias, por lo que con mucho gozo, hacemos este trabajo, considerando que podemos contribuir con un pequeño aporte para una gran obra.
Fuimos bendecidos por una poderosa palabra, “ los beneficios de la comunión “, basada en Hechos 2:1, donde fuimos exhortados, a buscar la comunión, y a rechazar toda enemistad, para prepararnos y recibir la Santa Cena, lo que ocurre posterior a la palabra.
Comenzamos de esta manera la consagración de los elementos del Pan y el Vino, para iniciar tan magna invitación, para recordar la muerte expiatoria de nuestro Señor Jesús, y renovar nuestros votos de Servicio hasta que El venga.
Así se comienzan a suceder las mesas, donde fluye la manifestación del Espíritu Santo, en profecía, y diversas manifestaciones, un mover tan glorioso que se va acrecentando en nuestras vidas, nos sorprende cuando nuestros niños y niñas reciben la Santa Cena, y vemos sus rostros llenos de lagrimas, por ser parte de pan importante momento, Santo Momento.
Agradecemos a Dios permitirnos venir a su mesa, y disfrutar de su bendita presencia.-